jueves, 25 de julio de 2013

BAKED ALASKA

El Baked Alaska es un pastel que combina el helado con bizcocho, merengue y un puré de frutas.
Hay muchas versiones de dicho pastel, yo en este caso, he combinado sabores más veraniegos, utilizando el kiwi y el plátano para el puré y el helado de mango.
Whole kitchen en su Propuesta Dulce para el mes de julio nos invita a preparar BAKED ALASKA


Ahí van los ingredientes:

Para el bizcocho:
30 Gr. de Mantequilla
70 Gr. de Harina
1 Pizca de sal
2 Huevos
1/2 Cucharadita de esencia de vainilla
70 Gr. de azúcar

Para el puré:
1 Plátano pequeño
1 Kiwi
1/2 Taza de picadillo del bizcocho preparado anteriormente

3 Bolas de helado de mango

Para el merengue:
3 Claras de huevo
150 Gr. de azúcar



En primer lugar, mezclamos los dos huevos batidos con el azúcar, añadimos poco a poco la harina tamizada con la pizca de sal y por ultimo incorporamos la mantequilla derretida previamente.
Mezclamos todo bien y lo incorporamos a un molde previamente engrasado, yo, en este caso, he utilizado moldes de muffins, para hacerlo en porciones más pequeñas.
Horneamos 20 min. a 180º, dejamos enfriar.
Trituramos uno de los muffins con el plátano y el kiwi hasta formar un puré consistente.
Para el merengue, mezclamos 3 claras de huevo a temperatura ambiente con el azúcar, yo lo he hecho con el robot de cocina, durante 6 minutos añadiéndole calor y después 5 min más sin temperatura.
Montamos el pastel, primero ponemos el puré sobre el bizcocho, encima el helado de mango y cubrimos con el merengue con una manga pastelera o con una paleta.
Lo introducimos al congelador un par de horas para que se mantenga firme y doraremos en el horno durante 2 o 3 min para que adquiera un color dorado.