domingo, 24 de febrero de 2013

Chocolateros

Aquí os dejo una receta, que, aunque requiere algo de tiempo, merece la pena, ya sea para compartir con amigos, para un postre, o incluso para obsequiar a alguien.
Lo haremos en tres pasos, primero la masa, luego el relleno y por último la cobertura.
Para la masa:
250 Ml. de leche
4 Huevos
1/2 Cucharadita de azúcar
160 Gr. de harina
100 Gr. de mantequilla
1 Cucharadita de sal
Para la crema pastelera:
250 Ml. de leche
60 Gr. de azúcar
40 Gr. de harina fina de maiz
2 Yemas de huevo
Para la cobertura:
Chocolate negro ó con leche, de cobertura.



Empezaremos preparando la masa, podemos hacerlo en el robot de cocina o manualmente.
Calentamos en primer lugar, la leche, la mantequilla, la sal y el azúcar, hasta que veamos que esta todo bien integrado.
Bajamos la temperatura y añadimos la harina sin dejar de remover, si vemos que nos cuesta el integrar todo, podemos usar unas varillas eléctricas.
Una vez que tenemos la masa, dejamos reposar 10 minutos y a continuación incorporamos las yemas de huevo y continuamos mezclando.
Guardamos la masa en la manga pastelera y una vez que se haya enfriado del todo, hacemos tiras sobre un papel de horno vegetal o antiadherente.
Metemos los pastelitos al horno precalentado a 200º y esperamos 20 minutos o hasta que esten dorados,  hacemos un pequeño corte en uno de los extremos de cada pastel y volvemos a introducir unos cinco minutos más.
Sacamos del horno y dejamos que se enfríen totalmente.
Para la crema pastelera necesitaremos una batidora con varillas o bien el robot de cocina.
Necesitaremos calentar todos los ingredientes a la vez a una temperatura media/alta mientras batimos y hasta conseguir una crema consistente.
Una vez conseguido y enfriada dicha crema, la podemos introducir en un biberón de cocina con boquilla para rellenar o bien en una jeringuilla.


Rellenamos los pastelitos por la incisión que les hemos hecho anteriormente, los colocamos sobre el papel de horno.
Derretimos el chocolate de cobertura siempre al baño maría y una vez fundido, con ayuda de una cuchara, cubrimos los pasteles y los introducimos en el frigorífico hasta que el chocolate endurezca.


Parece elaborada, pero os puedo asegurar que merece la pena!!!!